Sobre Jervis & George

Contenedores de vidrio que cuidan a tus hijos y al medio ambiente

Jervis y George apuesta por productos sustentables, innovadores, seguros y con materiales de calidad, pensados para las necesidades de las familias de hoy y que además de cuidar a padres e hijos, no impacten al medio ambiente.

Sus contenedores de vidrio son para almacenar la comida de bebés y niños, por lo que están hechos de un material 100% seguro, libre de cualquier elemento tóxico como BPA, ftalatos y PVC.

Así, gracias a su superficie no porosa, el vidrio mantiene los alimentos frescos por más tiempo, conservando su valor nutricional, aroma y sabor, alejando hongos y bacterias y repeliendo olores de otras comidas y sabores residuales.

Por eso este material ayuda a mantener temperaturas frías y proporciona una barrera contra la humedad y el oxígeno, asegurando que la comida dentro de los recipientes de Jervis & George esté siempre en perfectas condiciones.

Y por sus características también es fácil de limpiar, ya que no se adhieren los alimentos y basta con un simple lavado.

Además, las tapas de los contenedores son roscas y contienen un sello de silicona, para garantizar que el cierre sea completamente hermético y se eviten derrames.

Por eso son ideales para almacenar alimentos para bebés y niños hechos en casa, aperitivos, bocadillos, yogurt, leche materna, fórmula en polvo y muchas cosas más.

Todos los frascos tienen marcas de medidas en ml y oz, para tener control exacto de las porciones que se van a guardar.

Son aptos para freezer, microondas y lavavajillas, e incluyen un lápiz marcador lavable, para anotar en las tapas el contenido.

Los contenedores están disponibles en tamaños de 120 y 240 ml, y además hay un set que contiene frascos con ambas medidas.

¡Elige vidrio para almacenar la comida de tus hijos! No solo estás cuidando su salud, también estás ayudando al planeta.  

Es que se necesita 40% menos de energía para reciclar vidrio que la fabricación de vidrio nuevo, y se puede recuperar hasta el 80% de este material reciclado.

Y cada tonelada de vidrio reciclado ahorra una tonelada de recursos naturales, incluyendo arena y piedra caliza.